Una joya de pitcheo del novato dominicano Yordano Ventura le dio este martes una victoria por blanqueada de 10×0 a los Reales de Kansas City sobre los Gigantes de San Francisco y empató la Serie Mundial a tres triunfos por bando.

Ahora el juego decisivo será este miércoles en el mismo escenario con un duelo de lanzadores entre los veteranos Jeremy Guthrie (1-0), por los Reales, y Tim Hudson (0-1), por los Gigantes.

“Sé la importanncia que tiene este juego (el séptimo), ahí se decide todo, pues sé la responsabilidad que tengo”, señaló por su parte Hudson, quien agregó que “pero estoy confiado y sé que mis compañeros me respaldarán”.

Desde 1985, ocho de 10 equipos que han remontado un balance adverso de 3-2 se han impuesto finalmente en el Clásico de Otoño.

El joven Ventura (1-0), que le devolvió la blanqueada a los Gigantes -habían ganado el domingo 5×0-, caminó siete sólidos episodios en blanco con solo tres hits permitidos, cinco boletos y cuatro ponches.

“Este triunfo se lo dedico a mi hermano que falleció el domingo Oscar Taveras”, dijo Ventura en conferencia de prensa en referencia al joven pelotero de los Cardenales que murió el domingo en un accidente de transito.

El dominicano también agregó que “nos habían blanqueado el domingo y ahora yo tenía que tratar de hacer lo mismo, me subí al montículo y dije que tenía que darlo todo”.

SERIE MUNDIAL

Ventura también se convirtió en el quinto lanzador dominicano en abrir dos veces partidos de Serie Mundial, uniéndose así a sus compatriotas Joaquín Andujar (1982), José Rijo (1990), Juan Guzmán (1993) y Pedro Martínez (2009).

Desde 1958 tampoco se deban dos blanqueadas seguidas en una Serie Mundial, en aquella ocasión fueron los Yankees de Nueva York y los entonces Bravos de Milwaukee los protagonistas.

Apoyaron ofensivamente al triunfo de los Royals Lorenzo Caín, de 5-3 con tres impulsadas, y el cubano-estadounidense Eric Hosmer y Mike Moustakas con dos empujdada cada uno, incluido un jonrón del último.

El revés fue para el veterano Jake Peavy (0-2), su segunda derrota en esta serie, al permitir cinco carreras en apenas una entrada y un tercio.

Los bates de los Reales explotaron temprano en el segundo inning con ocho imparables, incluídos un par de dobletes, para irse arriba en ese momento 7×0.

“Ellos (los Reales) salieron muy agresivos desde el principio, están en su patio y es lógico que salgan a darlo todo, tanto ellos como nosotros no lo estabamos jugando todo en este partido”, señaló por su parte Bruce Bochy, mánager de los Gigantes.

Sencillos de Alex Gordon, el venezolano Salvador Pérez y uno impulsor de Mike Moustakas pusieron cuenta de 1×0 en ese segundo capítulo.

Acto seguido, tras el ponche del venezolano Omar Infante, Escobar y el japonés Nori Aoki ligaron imparables, el del último empujador de la segunda carrera y provocó también la expulsión del abridor Peavy.

A continuación entró a lanzar el venezolano Yusmeiro Petit, quien fue castigado con hit impulsor de Caín y doblete remolcador de Hosmer, que puso la cuenta 6×0, mientras que el designado Billy Butler también despacho conexión de dos bases y otra fletada.

SERIE MUNDIAL

Caín se convirtió en el cuarto jugador de los Reales en empujar tres anotaciones, para igualar a Willie Aikens (dos veces en 1980), y Frank White y Darryl Motley, cuando fueron campeones en 1985 sobre los Cardenales de St. Louis.

Por su parte, los dos hits que conectó Hosmer le hicieron llegar a 20 en los playoffs, para superar en la historia de la franquicia al miembro del Salón de la Fama George Brett (18) y empatar con Willie Wilson (20 en 1985).

Los Reales fabricaron otra en el tercero por doblete del venezolano Infante, boleto al japonés Aoki y otro biangular de Caín por el jardín central.

En el séptimo, los Reales cruzaron otra vez el plato por largo jonrón por al jardín derecho de Moustakas contra el relevista Hunter Strickland, que puso la cereza al pastel al sellar el marcador 10×0. AFP