El nuevo videojuego de ciencia ficción “Destiny” vendió más de 500 millones de dólares en su primer día en el mercado.

Así lo dijo el jefe ejecutivo de Activison Blizzard, Bobby Kotick, quien explicó que ”basado en la demanda de una extraordinaria audiencia, la venta a minoristas y órdenes de primera mano se excedieron los 500 millones de dólares en ventas por ‘Destiny’”.

Activision Blizzard ha apostado en grande a “Destiny”, uno de los juegos de video más costosos que se haya creado.

La empresa espera que sea el primero de una serie de éxitos y que reemplace a su franquicia estrella “Call of Duty”, que comenzó a tambalearse.

La cifra de ventas es un récord para el debut de esta franquicia, creada el estudio Bungie, que se separó de Microsoft hace unos siete años y se alió con Activision Blizzard.

“Desde el principio hemos creído en que nuestra inversión y creído que ‘Destiny’ vale la pena”, destacó el presidente de Activision Publishing, Eric Hirshberg.

“Pero no muchas personas creyeron que pudiéramos decir esto en el primer día” de ventas, agregó.

Destiny es un juego de acción que se desarrolla en un futuro postapocalíptico, donde el jugador controla a un guardián que combate contra fuerzas oscuras que amenazan la estabilidad del universo.

100914_destiny_afp-300x225

1407509990_690513536_11

bungie-destiny-reveal-date-news-1

mi-imagen-de-Destiny-34554