Fidel400

Reveló el secreto de las altas tasas de “desarrollo” humano en Cuba. La isla privada de Fidel Castro, un paraíso pomposo.
Leonardo Coutinho en un trabajo para la revista Veja de Brasil, basado en la  publicación que haría un ex guardaespalda del dictador cubano, en una autobiografía que se titula “A Vida Secreta de Fidel” (La vida Secreta de Fidel) ha dado a conocer el tesoro más preciado y “socialista” de Castro.
Adorado por los partidos de izquierda de Brasil y de América Latina, Fidel Castro vende con facilidad una falsa imagen del revolucionario despojado, antes vestido con uniforme de campaña y ahora, en decadencia, con una vestimenta deportiva de marca Adidas.
El revolucionario que manda a hacer sus botas de cuero, a la medida, en Italia; que tiene un yate y un jet particular, que come bien y lo mejor, lleva una vida lujosa en contraste con la miseria que vive el pueblo.
“La vida Secreta de Fidel”, revela excentricidades que serían aberrantes incluso para un multimillonario. Juan Reinaldo Sánchez, ex guardaespalda de Castro da detalles de la existencia de una isla al sur de Cuba donde Fidel Castro pasa buena parte de su tiempo desde la década de los 60. Nada más propio con una dinastía absolutista de que una isla paradisíaca sea para uso exclusivo de la familia real de los Castros.

 

InfografiaIslaFidel640-480x600

Esta es el lugar

Cayo Piedra, es el refugio del dictador cubano, isla situada a 15 kilómetros de la Bahía de los Cochinos al sur de Cuba, dos islotes desiertos sobre un banco de arena con una rica fauna marina, además posee excelentes condiciones para la caza submarina, uno de los pasatiempos de Fidel. No obstante, mucho se especuló sobre la existencia de un resort de Castro, pero su localización no se conoció hasta ahora, después de la publicación del libro de Sánchez; donde además señala que el escritor colombiano, Gabriel García Márquez, fallecido recientemente, frecuentaba ese refugio y claro nunca reveló el secreto de su amigo Fidel.

El paraíso caribeño, de arenas blancas y mar transparente fue equipado con alojamiento para seguridad personal, casa para sus hijos, estación de generador de energía, vivero de tortugas, una casa para huéspedes de mil metros cuadrados, piscina semiolímpica y un acuario, al cual podemos apodar el “Sea World del castrismo”. Un ocio obsceno, cuando se sabe que los cubanos no tienen recursos para frecuentar las playas, las cuales está reservadas para los turistas extranjeros y sus dólares, y cuando van a la playa es para “matar un tigre” como guía o prostituirse.
La extravagente y “socialista” vida de Castro, no está solo en esa isla, su “humilde” residencia en La Habana, tiene mil 200 metros cuadrados y está situada en el centro de una propiedad de 30 hectáreas, lo que sería equivalente a 36 campos de fútbol, donde se concentran un conjunto de mansiones de sus hijos. Además, tiene casas de huéspedes, una academia de gimnasia, piscina, lavandería industrial y hasta una heladería exclusiva para la familia.
Desde un pomar hasta un corral, Fidel es un obsesionado por sus vacas, a tal punto que cada integrante de su familia toma leche de una vaca diferente.
Con 52 años de revolución cubana, al mando de los Castros, este es el socialismo que promociona el Gobierno del extinto Hugo Chávez y del inexperto Nicolás Maduro, donde las riquezas las posee la élite política al mando, y el pueblo sumido en una total miseria. (LP)

Redacción Tu Informador
Leomar Solorzano