“Se deduce que el acusado creía que su vida estaba en peligro, y por lo tanto no puede ser hallado culpable de homicidio voluntario”, declaró la magistrada Thokozile Masipa, que todavía puede condenar al atleta por homicidio involuntario o absolverlo.

La jueza del proceso contra el atleta Oscar Pistorius declaró hoy al corredor “no culpable” del delito de asesinato que le imputaba la acusación pública por matar a disparos a su novia, la modelo Reeva Steenkamp, informó Efe.

No obstante, la jueza cree que disparó su arma deliberadamente y no por accidente, como aseguró el velocista durante el juicio por los hechos ocurridos el 14 de febrero de 2013 en Pretoria, lo que deja abierta la posibilidad de una condena por homicidio que no se conocerá hasta el final de la lectura del veredicto.

Según la magistrada, Thokozile Masipa, el acusado no podía prever que acabaría con la vida de la persona que se encontraba detrás de la puerta del baño cuando abrió fuego.

“El acusado no puede ser declarado culpable de asesinato”, zanjó la jueza, que puntualizó que el hecho de que Pistorius disparara intencionadamente no implica que quisiera matar.