El secretario general de Democracia Renovadora, José García Urquiola, exigió la renuncia inmediata del Ministro de Interior, Justicia y paz, Miguel Rodríguez Torres, por considerar que es “La mejor demostración del fracaso del régimen en una de las áreas más importantes para cualquier pueblo del mundo, como es el derecho a la vida tras 15 años en el poder”.

Señaló, “Este señor, haciendo gala de su uniforme militar en un programa de opinión, desmintió las cifras del Observatorio venezolano de violencia de 74 muertes por cada 100 mil habitantes en Venezuela al cierre de 2013, y tuvo la desfachatez de decir que las cifras reales se corresponden con 39 muertes por cada 100 mil habitantes, que en caso de ser ciertas, nos coloca muy por encima del promedio del continente americano con 15.4, o de países como Uganda con 36.3, Zambia con 38 o Guatemala con 38.5 muertes por cada 100 mil habitantes, de acuerdo al último informe de la Oficina de Naciones Unidas contra la droga y el delito ONUDD”.

Destacó que han sido innumerables los planes y programas de seguridad implementados y de igual forma, una gran cantidad de ministros de interior y justicia designados, “Que en su juramentación, se comprometen en acabar de una vez por todas con la violencia y los asesinatos en Venezuela, mientras que ha sido una realidad innegable que las cifras de venezolanos fallecidos a causa de la violencia se han incrementado dramáticamente sin que parezca importarle mucho a quienes dirigen este gobierno, caracterizado por su discurso violento y guerrerista”.

“En los pocos días que han transcurrido de 2014, a pesar de lo que el Presidente de la República manifestó acerca de que todos nos vamos a unir en un plan de seguridad nacional, nos encontramos que ya superamos la cifra de las 460 muertes sólo en la gran Caracas. Esto es inaceptable”, subrayó.

Aseguró que urge la conformación por parte de todos los sectores de la población de un gran Frente democrático nacional contra la violencia porque, “Este régimen no ha mostrado ningún interés en unir esfuerzos para ponerle fin a la situación del irrespeto a la vida más allá de discursos llenos de palabras vacías”.

“Venezuela se encuentra en una situación de caos total, no hay respeto a la vida y la impunidad es absoluta. Desde el punto de vista económico, tenemos un régimen quebrado, se robaron el oro y acabaron con Pdvsa, así como las industrias del carbón y minera. En lo social, los hospitales no funcionan y en lo educativo, tenemos una enseñanza equivocada y desviada que atrasa a nuestros estudiantes en más de 60 años”, enfatizó.

Exhortó tanto a la población como a los diversos factores políticos a realizar una cruzada por el rescate del país. “Debemos unirnos en la construcción de una unidad verdadera por Venezuela y por el futuro de los venezolanos para el rescate de la democracia que estamos perdiendo de forma absurda”.

Juan José Ojeda Díaz / Prensa de Solidaridad