(Caracas, 28 de julio de 2014 / EFE) Venezuela arriesga quedarse aislada del mundo ya que las líneas aéreas no pueden seguir operando sin recibir sus pagos, advirtió este lunes la Asociación Internacional de Transporte Aéreo (IATA), que reclama a Caracas 4.100 millones de dólares, reseña AFP.

“Las aerolíneas no pueden ofrecer su servicio cuando no hay certeza de pago. El gobierno venezolano ha prometido muchas veces cumplir con sus obligaciones. Pero siguen sin cancelarse 4.100 millones de dólares”, indicó en un comunicado fechado en Miami el director de IATA, Tony Tyler.

“Venezuela arriesga quedarse desconectada de la economía global”, afirmó Tyler, quien envió una cuarta carta al presidente Nicolás Maduro, en la que le pidió una reunión para tratar de alcanzar un acuerdo, según el comunicado.

Dos líneas aéreas han cancelado sus operaciones en Venezuela y una decena más las han reducido drásticamente en los últimos meses ante la falta de pago del gobierno venezolano, quien enfrenta una sequía de divisas.

Otras empresas, como la española Air Europa, Aerolíneas Argentinas y Aeroméxico, han aceptado la propuesta venezolana de cancelar la deuda en cuotas y con quitas.

Los servicios aéreos internacionales se han reducido en 49% en Venezuela desde el año pasado, señaló IATA.

“Venezuela, como todos los países, obtiene enormes beneficios de las conexiones aéreas. El transporte aéreo cataliza el crecimiento económico y es un componente clave del bienestar económico de Venezuela (…). Sin conexiones aéreas sólidas al mundo, hay poca chance de una recuperación”, dijo Tyler.

En Venezuela, donde rige un estricto control de cambios, las aerolíneas están obligadas a vender sus boletos en bolívares y luego a iniciar un largo y arduo proceso para obtener los dólares.

Pero en medio de la sequía de divisas, en el país con las mayores reservas petroleras mundiales, casi se paralizaron los pagos al sector hace un año, lo que llevó a las compañías a suspender vuelos, reducir frecuencias, usar aviones más pequeños y finalmente bloquear las ventas de boletos en Venezuela, reseñó AFP.

La agencia EFE destacó que la Asociación Internacional del Transporte Aéreo (IATA) ha instado por cuarta vez al gobierno venezolano a que establezca un diálogo que desbloquee el contencioso que mantiene con 24 aerolíneas que reclaman la cancelación de una deuda que asciende a más de 4.100 millones de dólares.
En una misiva dirigida al presidente venezolano, Nicolás Maduro, la IATA insta “a mantener un diálogo de alto nivel con esta asociación en nombre de las veinticuatro aerolíneas afectadas con el objetivo de cancelar la deuda de una forma rápida y justa”, según informa el organismo en un comunicado.

Para que ese objetivo sea posible, el presidente y consejero delegado de la IATA, Tony Tyler, ha solicitado “una reunión con el presidente para estudiar con detalle los fundamentos que permitan alcanzar un acuerdo definitivo”.

Las compañías aéreas quieren trasladar a dólares los ingresos que generan por la venta de billetes en Venezuela, pero necesitan la autorización oficial y la liberación de dólares.

Hasta ahora, el gobierno ha autorizado la repatriación de un total de 424 millones de dólares de varias compañías aéreas.

Sin embargo, la deuda alcanza ya la cifra de 4.100 millones de dólares.

“Las aerolíneas no pueden seguir ofreciendo sus servicios sin garantías de cobro. La mayor parte de las aerolíneas intentan minimizar el riesgo reduciendo la capacidad. Varias aerolíneas han cesado sus operaciones completamente. Venezuela corre el riesgo de desconectarse de la economía global”, declaró Tyler.

En Venezuela rige un control de cambio que deja en manos del Estado la compraventa de dólares y que trabaja con tres precios distintos, que oscilan entre los 6,3 bolívares por dólar, los alrededor de 10 del Sistema Complementario de Administración de Divisas (Sicad) I y los cerca de 50 del Sicad II.

Ante la falta de pago de las divisas, compañías como Alitalia o Air Canadá han optado por suspender operaciones en Venezuela, y otras disminuyeron las frecuencias, como American Airlines, que recientemente decidió reducir sus vuelos a Caracas en un 80 por ciento.

La IATA recuerda al gobierno de Venezuela que el pasado marzo se comprometió a repatriar todos los fondos bloqueados, por lo que pide que cumpla con su compromiso y “que lo haga a un tipo de cambio justo”.

“Las aerolíneas no pueden seguir afrontando el riesgo de no cobrar por sus servicios en Venezuela. La capacidad internacional hacia y desde Venezuela ha caído un 49% respecto al nivel más alto del año pasado, y se ha reducido un 36% en comparación con julio de ese mismo año”, alerta el organismo

Asimismo, la IATA recuerda que el bloqueo del dinero de la venta de billetes “viola los tratados internacionales”, y destaca que los 4.100 millones de dólares adeudados “es una cantidad muy considerable respecto a los 18.000 millones de dólares de beneficio pronosticado para este año de la industria del transporte aéreo”.

“Venezuela, como la mayoría de los países, obtiene grandes beneficios de la conectividad aérea. Además, el transporte aéreo puede desempeñar un importante papel en la recuperación de la economía venezolana. Sin conexiones aéreas sólidas con el resto del mundo, hay pocas posibilidades de recuperación”, concluyó Tyler, reseño EFE.