El Vaticano ha enviado un mensaje a la comunidad internacional en el que insta a que “se tome en serio” la crisis en Medio Oriente, según dijo hoy el secretario vaticano para las Relaciones con los Estados, Dominique Mamberti.
Se trata de una nota verbal que ha sido enviada por parte de la Secretaría del Estado vaticana a todas las embajadas acreditadas ante la Santa Sede con el objetivo de que sean transmitidas a sus respectivas autoridades, dijo Mamberti a Radio Vaticano.

“Es nuestro vivo deseo que la comunidad internacional se tome en serio esta cuestión, ya que están en juego principios fundamentales de la dignidad humana, el respeto a los derechos de cada persona, para una convivencia pacífica y armoniosa de los individuos y los pueblos”, afirmó el arzobispo sobre ese mensaje.

Y prosiguió: “Irak y otros países de Oriente Medio están llamados a ser un modelo de convivencia entre las diferentes comunidades, de lo contrario sería una gran pérdida y un pésimo presagio para el mundo entero”.

Mamberti reconoció que la Secretaría del Estado vaticana “sigue la situación de la comunidad cristiana en Oriente Medio con grandísima preocupación” y citó el caso de Mosul (norte de Irak), ciudad en la que, dijo, “cerca de 30 iglesias y monasterios han sido ocupados y dañados por los extremistas”.

El arzobispo también aludió al conflicto armado entre Israel y el movimiento palestino Hamás en la franja de Gaza y dijo que se trata de “una situación trágica y muy triste, de la que existe el riesgo a habituarse”.

El secretario vaticano reiteró el llamamiento de Jorge Bergoglio a las autoridades políticas locales e internacionales para que “no escatimen esfuerzos a la hora de poner fin a las hostilidades y lograr la paz deseada, por el bien de todos”. EFE