wifi

 

Hay individuos que se ponen muy creativos cuando se trata de poner nombre a sus redes WiFi personales. Eso sí, de todos los nombres posibles, los que hacen bromas sobre temas de terrorismo no son los más apropiados a bordo de un avión. Un nombre sospechoso en una red WiFi personal a bordo de un vuelo en Los Ángeles ha tenido a todos los pasajeros esperando cuatro horas en tierra.

El vuelo 136 de American Airlines tenía prevista su salida a las 9:00 del domingo 26 hacia Londres cuando, por causas que no explicaron hasta unas horas después, fue devuelto a la puerta de embarque. Los pasajeros tuvieron que permanecer cuatro horas en el interior del avión por supuestos problemas técnicos de última hora. Al final, la compañía reconoció que el problema era que un pasajero había tenido la ocurrencia de llamar a su hotspot WiFi personal: “Al-Quida Free Terror Nettwork”.